0

Las guerras internas de Hosni Mubarak

La decisión del gobierno del Presidente egipcio Hosni Mubarak de juzgar a dos jueces de alto nivel por denunciar la manipulación del voto en las elecciones parlamentarias del otoño pasado ha conmovido al país. Mucha gente se ha manifestado para apoyar a los jueces -y han tomado al régimen de Mubarak totalmente desprevenido.

Ahora, el gobierno de Mubarak parece estar dando marcha atrás lo más rápido que puede. El juez Mahmoud Mekki fue absuelto y el juez Hisham al-Bastawisy, que tuvo un ataque al corazón la noche anterior tan sólo fue reprendido. Con todo, el Cairo sigue inquieto y el gobierno teme otra lluvia de muestras de apoyo a la democracia, ya que los jueces han convocado a nuevas manifestaciones en todo el país.

Los jueces egipcios tienen un larga tradición de discreción y decoro. Pero sienten que el gobierno abusa de ellos con los esfuerzos por disimular la manipulación de una elección tras otra aduciendo que los jueces vigilan el voto. Lo que hace que su lucha cobre tanta importancia para un público egipcio usualmente inactivo es en parte que casi todos los 9,000 jueces se han mostrado solidarios. El cuerpo que los representa, el Club de Jueces, ha presionado desde hace mucho por una nueva ley que restablezca la independencia judicial. Ahora los jueces exigen su independencia ellos mismos.

El régimen de Mubarak se opone firmemente y recurre a medios extrajudiciales como los tribunales de emergencia y los tribunales militares y de seguridad nacional que no se apegan a las normas internacionales. En contra de las promesas que hizo durante su campaña por un quinto período como presidente, Mubarak ha solicitado (y su obediente parlamento le ha otorgado) una prórroga de dos años de la Ley de Emergencia bajo la cual Egipto ha sido gobernado durante toda su presidencia.