0

La guerra digital contra la pobreza

NUEVA YORK – La brecha digital está empezando a cerrarse. El flujo de información digital –a través de teléfonos celulares, mensajes de texto e Internet- hoy está llegando a las masas del mundo, incluso en los países más pobres, trayendo consigo una revolución en la economía, la política y la sociedad.

La extrema pobreza es casi sinónimo de extremo aislamiento, especialmente aislamiento rural. Pero los teléfonos celulares y la Internet inalámbrica ponen fin al aislamiento y, por lo tanto, terminarán siendo la tecnología más transformadora del desarrollo económico de nuestro tiempo.

La brecha digital se está terminando, y no a través de un brote de responsabilidad cívica, sino principalmente mediante las fuerzas del mercado. La tecnología de telefonía celular es tan poderosa, y cuesta tan poco por unidad de transmisión de datos, que hoy resulta posible venderles a los pobres acceso a los teléfonos móviles. En la actualidad existen más de 3.300 millones de suscriptores en el mundo, aproximadamente una de cada dos personas en el planeta.

Es más, la penetración de mercado en los países pobres está aumentando marcadamente. India tiene alrededor de 300 millones de suscriptores, y las suscripciones aumentan de manera apabullante: ocho millones o más por mes. Brasil hoy cuenta con más de 130 millones de suscriptores e Indonesia, con unos 120 millones. En el Africa, donde están los países más pobres del mundo, el mercado está en pleno apogeo, con más de 280 millones de suscriptores.