Los pioneros de la diarrea

PALO ALTO – Además de la devastación causada en Haití por el terremoto de enero, el huracán Tomás este mes y los subsiguientes trastornos, exposición y desnutrición, el país hoy está experimentando un brote de cólera que crece a pasos acelerados. Al menos 8.000 personas están actualmente hospitalizadas, y la cantidad de muertes es de casi 600 como consecuencia de esta enfermedad bacteriana contagiada a través del agua. Y, en vista de la falta generalizada de agua potable, sanitación básica e instalaciones médicas, esas cifras seguramente aumentarán.

Aún en la ausencia de desastres naturales, la diarrea es el asesino infeccioso número dos de niños menores de cinco años en los países en desarrollo (superado solamente por las enfermedades respiratorias), lo que representa aproximadamente dos millones de muertes por año. Sin embargo, gracias a una innovación simple pero ingeniosa de una compañía de biociencia emergente, esas cifras podrían convertirse en una reliquia del pasado, al igual que la mortalidad por viruela y peste bubónica.

Desde los años 1960, el estándar de atención de la diarrea infantil en el mundo en desarrollo ha sido la formulación por parte de la Organización Mundial de la Salud de una solución de rehidratación, un líquido de alto contenido de sodio a base de glucosa que se administra por vía oral. El producto de baja tecnología fue revolucionario. Salvó innumerables vidas y redujo la necesidad de hospitalizaciones costosas (y muchas veces inaccesibles) y de una rehidratación intravenosa.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/IjIdgIf/es;