0

La Incertidumbre Monetaria

Hay dos puntos de vista acerca de las tasas de cambio de la actualidad: el dólar está sobrevaluado y el yen necesita una profunda depreciación. Lo que ambos implican es una explosión al alza del Euro. Pero ¿puede Europa enfrentar tal golpe? Y ¿qué pasaría con Estados Unidos (EU) si eso sucediera?

Ahora que la recuperación de EU está en camino -y viene de un bache no de una recesión- el déficit de la cuenta corriente se ampliará todavía más y en cualquier momento las discuciones acerca de un insostenible dólar superelevado estarán de moda otra vez. Pero el mismísimo hecho de que una recuperación estadounidense que es mayor, viene antes y es mejor que en ninguna otra parte -Europa sigue plagada de calambres de crecimiento y la política económica kabuki de Japón no tiene futuro- apoyará e incluso fortalecerá al dólar.

Todos los que predijeron un colapso del ``castillo de naipes'' de la economía estadounidense (que pensaron que el colapso de Enron era finalmente la señal celestial de que tenían razón) deben estar ahora exhaustos. No hay amenazas de colapso del dólar. La estabilidad económica, la fuerte productividad, la flexibilidad y el dinamismo hacen de EU una de los opciones de colocación de capital y este influjo de capital financia los amplios déficits de la cuenta corriente de EU. Lo seguirá haciendo hasta que, al final del arcoiris, Japón o Europa se comparen favorablemente con el clima de inversión estadounidense. No aguanten la respiración hasta que llegue ese día; no esperen al $1.20 por Euro que se dice será la tasa de ``equilibrio''.

Pero el dólar no es el único asunto de prioridad entre los debates del mercado monetario. Hay otra creencia fuertemente arraigada: Japón no puede recuperarse sin una fuerte caída del yen. Para quienes mantienen este punto de vista, el yen debería caer hasta 160 o incluso 200 yenes por dólar. Sin una política monetaria, una política fiscal o reformas en el suministro, ¿cómo puede Japón volver al crecimiento si no es a través de un auge de exportaciones provocado por la depreciación? Puesto que el sector de exportación japonés es muy pequeño, apenas 10% del PIB, la depreciación tendría que ser enorme para atizar a la totalidad de la economía.