Paul Lachine

Donde Europa funciona

ESTOCOLMO – Cuando las ciudades suecas vienen siendo sacudidas desde hace semanas por disturbios perpetrados por inmigrantes desempleados, muchos observadores ven el fracaso del modelo económico de Suecia. Se equivocan. El modelo sueco/escandinavo que ha surgido en los últimos 20 años ha ofrecido el único camino viable hacia el crecimiento sostenido que Europa haya visto en décadas.

Los europeos deberían recordar que las percepciones de fuerza y debilidad cambian rápidamente. En los años 1980, los países escandinavos eran el símbolo de déficits presupuestarios crónicos, inflación alta y devaluaciones frecuentes. En 1999, The Economist catalogó a Alemania como "el hombre enfermo del euro" -un monumento a la esclerosis europea, con un crecimiento bajo y un desempleo elevado. 

Ahora, en cambio, el espectro de la devaluación ha desaparecido de los países del norte de Europa. Los presupuestos están cerca del equilibrio, el gasto público es menor y las tasas de impuestos son más bajas, a la vez que se ha recuperado el crecimiento económico. La transformación del antiguo estado benefactor europeo comenzó en el norte de Europa y se está propagando a gran parte del resto del continente.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/iTOba74/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.