El color de Putin

La conciencia pública siempre recurre a estereotipos, pero siempre es mucho peor cuando los estereotipos substituyen a la conciencia de las minorías selectas de una sociedad. Así es en relación con la Rusia actual.

Los círculos liberales occidentales y nacionales suelen caracterizar el gobierno de Vladimir Putin como cada vez más autoritario e ineficaz. En la medida en que los regímenes no liberales –y sobre todo los personales– están considerados los menos, estables, la conclusión lógica es la de que el guión de las “revoluciones de colores” que observamos en Georgia, Ucrania y Kirguistán podría repetirse en Rusia.

Naturalmente, en la Rusia actual todo es posible, pero creo que quienes piden una “revolución de color” abrigan más ilusiones que lógica práctica.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/4L0z9dQ/es;