El color de Putin

La conciencia pública siempre recurre a estereotipos, pero siempre es mucho peor cuando los estereotipos substituyen a la conciencia de las minorías selectas de una sociedad. Así es en relación con la Rusia actual.

Los círculos liberales occidentales y nacionales suelen caracterizar el gobierno de Vladimir Putin como cada vez más autoritario e ineficaz. En la medida en que los regímenes no liberales –y sobre todo los personales– están considerados los menos, estables, la conclusión lógica es la de que el guión de las “revoluciones de colores” que observamos en Georgia, Ucrania y Kirguistán podría repetirse en Rusia.

Naturalmente, en la Rusia actual todo es posible, pero creo que quienes piden una “revolución de color” abrigan más ilusiones que lógica práctica.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/4L0z9dQ/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.