El parque de safaris del cambio climático

COPENHAGUE – Mientras Barack Obama se prepara para asumir la presidencia, conviene tener en cuenta un pasaje de su libro Sueños de mi padre: es muy revelador de la manera como ve los problemas mundiales.

Obama está en Kenia y quiere ir a un safari. Su hermana keniata Auma lo reprende por comportarse como un neocolonialista. “¿Por qué todas esas tierras deben dejarse de lado para los turistas, cuando se las podría usar para cultivar alimentos? A estos wazungu les importa más un elefante muerto que cien niños negrosampquot;. Aunque termina yendo al safari, Obama no tiene respuesta para esa pregunta.

La anécdota tiene paralelos con la preocupación actual acerca del calentamiento global. Muchas personas, incluido el nuevo presidente de Estados Unidos, creen que es el problema más acuciante de nuestros tiempos, y que reducir las emisiones de CO2 es una de las mejores cosas que podemos hacer.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/2mZnqxb/es;