La falacia de la fuerza de voluntad en el debate sobre el cambio climático

COPENHAGUE – Existe la peligrosa idea errónea de que la fuerza de voluntad y el acuerdo político son los únicos ingredientes necesarios de que se carece para luchar contra el calentamiento planetario. En realidad, existe también un colosal obstáculo tecnológico. Poner fin a nuestra dependencia de los combustibles fósiles requiere una transformación completa de los sistemas energéticos del mundo.

Ninguna de las formas de energía substitutivas es lo bastante eficiente para competir en escala con los combustibles fósiles. Aparte de la energía nuclear, que sigue siendo mucho más cara que los combustibles fósiles, todas las posibilidades conocidas requieren importantes investigaciones e innovaciones.

Piénsese en el aterrador y absurdo hecho de que las investigaciones de las que se depende para hacer avanzar la causa de las reducciones de carbono utilizan modelos económicos que se limitan a suponer que se producirán adelantos tecnológicos espontáneamente. A nuestro complaciente ritmo actual, con tan sólo 2.000 millones de dólares de fondos públicos gastados anualmente a escala mundial en investigación e innovación sobre fuentes energéticas verdes, los necesarios adelantos tecnológicos no se producirán a tiempo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/EFSO9s8/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.