0

La faz cambiante de Francia en África

Esta semana, muchos Jefes de Estado africanos asistirán a la vigésima cuarta cumbre Francia-África en Cannes. Tras el brillo, la cumbre puede marcar una divisoria en la relación de Francia con África. Francia está preparándose para sus elecciones presidenciales, que se celebrarán el próximo mes de mayo, y, al intensificarse la batalla por la presidencia, se intensifica también la contienda con vistas a forjar nuevos lazos con África.

En la era posterior a la guerra fría, ampquot;multilateralismoampquot; ha pasado a ser una palabra política que se repite mucho. Además, los errores cometidos en África durante el decenio de 1990, en particular en Ruanda, junto con los escándalos de corrupción, han presionado a los dirigentes franceses para que hagan cambios espectaculares en la política exterior. A consecuencia de ello, se ha manifestado un cambio notable, pues una nueva generación de políticos anuncia un nuevo planteamiento y cambios profundos en la política francesa para con África.

Sin embargo, queda mucho por hacer para consolidar ese cambio. El Presidente Jacques Chirac lanzó reformas importantes, como, por ejemplo, el redespliegue de las fuerzas militares francesas en África y la reestructuración de la distribución de la ayuda francesa, pero no ha podido integrar esas medidas determinadas en una concepción más concreta con vistas a abordar los lazos neocoloniales que siguen afectando a las relaciones franco-africanas.

Además, los asuntos africanos y, más en general, la política internacional no parecen ser una prioridad para los candidatos a las elecciones presidenciales de 2007. Segolène Royal, pese a haberse criado en Senegal, cuando este país era una colonia francesa, no parece interesada en África y su oponente, Nicolas Sarkozy, sólo ha demostrado interés por África en el marco de la inmigración ilegal. La verdad pura y simple es que, sin una fuerte voluntad política y argumentos claros, no es probable que cualquier futuro presidente francés contenga la fuerza de los grupos de interés y las antiguas redes que han caracterizado la relación de Francia con África.