La opción de Blair en Palestina

Algunos están considerando la liberación de un periodista de la BBC secuestrado en Gaza un intento de Hamas (que niega participación alguna en el secuestro) para granjearse el favor de Tony Blair, quien, al dimitir de su cargo de Primer Ministro de Gran Bretaña, fue nombrado enviado internacional a Israel y Palestina. Blair tiene la ingrata misión de ayudar al Presidente palestino Mahmoud Abbas a crear las instituciones para un Estado viable, tras la ocupación militar de Gaza por Hamas.

En vista de lo que está en juego, se trata de una misión que vale la pena llevar a cabo, pese al gran riesgo de fracaso, pero, a no ser que Blair reciba mucho apoyo inesperado, el fracaso está asegurado.

Cuatro hechos básicos rigen el papel de Blair:

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/AuDSDJQ/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.