Paul Lachine

El imperativo en pro de la diversidad biológica

LONDRES – En este año, declarado Año Internacional de la Diversidad Biológica por las Naciones Unidas y en el que se celebrará la reunión del Convenio sobre la Diversidad Biológica en el Japón, está claro que las amenazas al medio ambiente que afrontamos son muy graves y van en aumento y que nunca había sido tan urgente la necesidad de actuar.

Nuestras vidas y las de todos los demás seres vivos de este planeta forman parte de la diversidad biológica y dependen de ella. Dicho de forma sencilla, la diversidad biológica es la trama de la vida, compuesta por todos los organismos que encontramos en todos los hábitats, desde los peces de los océanos profundos hasta las aves de los bosques tropicales y todo lo que se encuentra entre medias.

La diversidad de plantas y hongos forma parte de la base misma de la diversidad biológica y de ellos dependen todas las demás formas de vida. Las plantas absorben el dióxido de carbono y producen oxígeno, con lo que proporcionan el aire que respiramos y contribuyen a regular el clima. Brindan alimentos, medicinas, combustibles, abrigos, agua potable y suelos fértiles. La diversidad vegetal nos mantiene ahora y en el futuro nos permitirá adaptarnos, innovar y en última instancia sobrevivir.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/YuAD7HO/es;