8

Suena la campana para el Partido del Congreso de la India

NUEVA YORK – La política en los dos gigantes de Asia, India y China, repentinamente se ha vuelto muy incierta. China sigue aplicando una modalidad autoritaria, por supuesto. Pero las atroces violaciones a los derechos humanos y la supresión del disenso hacen surgir el espectro de crecientes fracturas internas, particularmente tras las purgas a nivel del alto liderazgo.

Por el contrario, India, con su democracia liberal firmemente arraigada, huele a rosas para algunos. Pero muchos creen que India también enfrenta perspectivas políticas inciertas.

En particular, hoy existe un consenso generalizado en India de que uno de los dos principales partidos políticos del país, el Congreso Nacional Indio, esencialmente dirigido por Sonia Gandhi y su hijo, Rahul Gandhi, ya cumplió su ciclo y se sumergirá en el olvido. Según The Economist, "El Partido del Congreso está desanimado" y "corre el riesgo de una decadencia a largo plazo".

Pero el Congreso ya estaba desahuciado de antes: el artículo de The Economist fue publicado en enero de 2003. De hecho, la predicción uniforme antes de las elecciones de 2004 era que, después de haber perdido tres elecciones consecutivas, el Congreso iba camino a su cuarta derrota y una eventual disolución. Sin embargo, se adjudicó una victoria en esa elección, y luego ganó una segunda elección parlamentaria en 2009.