0

La batalla por la Constitución de Turquía

ESTAMBUL – El 12 de septiembre los turcos votarán un conjunto de enmiendas a la constitución propuestas por el Partido por la Justicia y el Desarrollo (AKP), que ha estado en el poder durante ocho años. Puesto que la votación coincide con el trigésimo aniversario del golpe militar de 1980, el Primer Ministro Recep Tayyip Erdogan presenta el referendo como una oportunidad de rechazar el legado del régimen militar.

La constitución turca ha sufrido varios cambios desde el golpe, pero su núcleo antidemocrático sigue intacto y, lamentablemente, las propuestas actuales no modifican en lo esencial la situación.

La mayor parte de las enmiendas anteriores se basó en acuerdos entre los partidos de gobierno y oposición, y no fueron sometidas al voto popular. Esta vez el AKP actuó por su cuenta y apenas pudo reunir en sus propias filas la mayoría necesaria para convocar a un referendo. Lejos de ser una oportunidad de que el pueblo condene el golpe en su aniversario, el referendo es testimonio de la incapacidad del AKP de lograr un apoyo general para su proyecto.

El año próximo se deben realizar nuevas elecciones generales, y los grupos de defensa de la sociedad civil habrían preferido que se diera prioridad a rebajar el mínimo de un 10% de los votos para que los partidos entren al parlamento, ampliando así la participación política y, a continuación, hacer que el nuevo parlamento tratara las reformas constitucionales.