El Ayatola contempla un arreglo

 WASHINGTON, DC – Las conversaciones sobre cuestiones nucleares que hace poco mantuvieron en Estambul los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, más Alemania e Irán, han dirigido la atención del mundo hacia los posibles términos de un acuerdo que se podría lograr cuando se vuelvan a reunir las partes, tal vez en Bagdad, el 23 de mayo. ¿Cómo se explica, pues, la aparente nueva voluntad de los dirigentes iraníes para llegar a un acuerdo?

Por supuesto, las sanciones económicas y el aislamiento político han dañado considerablemente al régimen, en especial a la Guardia Revolucionaria, cuyos líderes e industrias han sido el blanco directo de la comunidad internacional. Sin embargo, estos no son los únicos factores.

El aparato propagandístico del régimen ya está presentando las negociaciones de Estambul como un triunfo para la República Islámica y un revés para Occidente. De hecho, está  preparando al público iraní y a la comunidad global ante la posibilidad de llegar a un arreglo significativo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/5pwETFe/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.