0

La audacia de la esperanza para Palestina

SINGAPUR – El mundo se verá envuelto en una pesada nube de desánimo y perdición este año. Las economías crepitarán, los gobiernos caerán y las empresas quebrarán. Pero el mayor peligro de todos es la sensación de desesperanza. Impedir que esto ocurra requiere resolver algunos problemas importantes y aparentemente indómitos. Cerrar la Ronda de Doha de conversaciones sobre comercio mundial ofrece una oportunidad de este tipo. Pero el conflicto palestino-israelí ofrece una oportunidad aún mejor.

Mucha gente en todo el mundo, especialmente en Occidente, ha llegado a la conclusión de que este conflicto está más allá de cualquier resolución. Se han hecho varios esfuerzos desde los famosos acuerdos de Oslo de 1993. Todos fracasaron. Pero pocos han percibido que surgió una constelación inusual de fuerzas, que abre una nueva ventana asombrosa de oportunidades para alcanzar una solución. Estas oportunidades geopolíticas son raras, y sería una gran tragedia no aprovechar ésta en particular.

Para empezar, parece existir un consenso casi universal de que cualquier solución se basará en los acuerdos de Taba elaborados por el presidente Bill Clinton en enero de 2001. Diplomáticos palestinos me dijeron que pueden aceptar este paquete.

Igualmente importante es que hoy existe un consenso casi universal, prácticamente entre todos los estados árabes, de que un acuerdo de paz es de su interés. Muchos, incluyendo Egipto y Arabia Saudita, están más preocupados por el ascenso de Irán. Un acuerdo con Israel podría fortalecer su posición a la hora de tratar con Irán y privar al gobierno iraní de la oportunidad de agitar el sentimiento popular árabe contra la postura de los gobiernos árabes sobre Palestina.