La división atlántica en blanco y negro

En las últimas décadas, las relaciones entre la Europa continental occidental y los EU nunca han estado tan tensas como lo están ahora. ¿Se debe esto a un desacuerdo de corto plazo sobre un asunto específico, la guerra en Iraq? ¿O acaso la división ideológica transcontinental es más profunda y tiene escasas probabilidades de desaparecer en el futuro cercano?

Antes de que los diplomáticos y los analistas empiecen a sepultar en papel las diferencias entre ambos bandos, es necesario reflexionar sobre sus orígenes. Nosotros creemos que la división transatlántica refleja en efecto diferencias fundamentales en cuanto a valores (con la advertencia inmediata de que esas diferencias no ponen en conflicto a los dos bandos ni tienen por qué hacerlo).

La mejor manera de apreciar los valores profundamente distintos que tienen Estados Unidos y Europa es examinando como perciben la pobreza, la desigualdad y la asistencia social. Según la Encuesta Mundial sobre Valores, un estudio respetado sobre formas de pensar realizado en 40 países, el 60% de los estadounidenses creen que los pobres son "holgazanes", visión que comparte sólo el 26% de los europeos. Una proporción casi exactamente opuesta (60% de los europeos y 29% de los estadounidenses) cree que los pobres están atrapados en la pobreza.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/guIqaCj/es;