La anatomía de Sarkozy

Una mayoría de los franceses dicen que quieren que el ministro de Hacienda Nicholas Sarkozy desempeñe un papel importante en la determinación del futuro del país. Ningún francés lo desea tanto como el propio y ambicioso "Sarko". De modo que Sarkozy va a dejar de ser ministro de Hacienda el mes que viene para tomar las riendas del gobernante partido conservador (UMP), con lo que se lavará las manos respecto del confuso gobierno de Chirac y espera utilizar la máquina del partido para abrirse paso como una apisonadora hasta el palacio del Elíseo dentro de dos años.

Pero, ¿es Sarkozy muy diferente de Chirac? ¿Intentará de verdad acabar con la equivocada fe de Francia en su "excepcionalismo" económico?

El empeño es de campeonato: un 10 por ciento de tasa de desempleo, que se ha mantenido durante 20 años, con más del 20 por ciento de personas menores de 25 años sin empleo y cinco millones -casi una cuarta parte de la población laboral- empleada por el Estado. Los salarios y pensiones de esos funcionarios representan el 40 por ciento, aproximadamente, del presupuesto nacional.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/yKdTySW/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.