El estilo de deuda estadounidense

Tras casi 15 años de crecimiento sin precedentes –interrumpidos sólo por un breve estancamiento en 2000-2001—los Estados Unidos han acumulado una enorme cantidad de pasivos externos que equivalen al 25% de su PIB. Con un déficit en cuenta corriente que ya supera el 5% del PIB, la deuda externa de los EU está aumentando rápidamente. Pero ningún país puede acumular deuda por siempre --y lo que no puede durar, tarde o temprano tiene que terminar.

A principios de 1985, cuando el déficit en cuenta corriente de los EU llegó a los 120 mil millones de dólares, aproximadamente una tercera parte del nivel actual a precios corrientes, el resto del mundo dejó de financiarlo. El resultado fue una súbita caída en el valor del dólar, que se depreció un 50% frente al marco alemán. Europa no debe ver con agrado una secuela.

En efecto, el mundo mismo no se puede permitir que desaparezca el déficit en cuenta corriente de los EU –al menos no muy rápido. Si se eliminan las importaciones de los EU, el tímido crecimiento que ha tenido Europa en el último año desaparecería de inmediato.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/CACSAjN/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.