0

La vacilante revolución de Thaksin en Tailandia

BANKOK: La llegada al poder de Thaksin Shinawatra y su partido Thai Rak Thai (TRT) el año pasado supuestamente marcó una nueva era en la política tailandesa. Ahora, con la represión en contra de periodistas extranjeros y locales, el gobierno del primer ministro Thaksin parece estar regresando a la vieja historia tailandesa de regímenes autoritarios.

La victoria electoral de Thaksin en enero de 2001 fue algo nuevo aquí. Por primera vez, un líder político tailandés le pidió a las masas que votaran por él porque prometía hacer algo por ellas. Entendió (a diferencia de sus rivales) que en la última década se habían dado transformaciones fundamentales y que el pueblo tailandés ya no tenía miedo de exigir un cambio.

Una vez en el poder, Thaksin nombró a reformistas brillantes y comprometidos para ocupar varios ministerios clave y negoció un "tratado de paz" con el grupo "Asamblea de los pobres", que retiró el sitio que había impuesto desde hacía dos años a la casa de gobierno. Es digno de notar que implementó (o trató de implementar) su plataforma política completa. Otorgó a los campesinos quitas de deuda, repartió fondos a las aldeas y echó a andar un sistema barato de atención a la salud. También cumplió otras promesas a ONG's y líderes sociales, como una ley de silvicultura comunal.

El Partido Demócrata, que encabezó el gobierno anterior, sostiene que había ofrecido reformas similares y que no entiende por qué los electores lo habían rechazado. La respuesta es sencilla. Los demócratas le pidieron a la gente que se sentara tranquilamente y confiara en que los burócratas cuidaran sus intereses. No conseguirán nada, afirmaban, con exigencias y protestas. Thaksin sabía que ese viejo paternalismo burocrático estaba listo para ser derrocado.