Military holding firearms

Cinco verdades sobre el terrorismo

SAO PAULO – La política estadounidense parece un rehén del terrorismo. En diciembre de 2016, las encuestas indicaron que uno de cada seis estadounidenses, cerca de un 16% de la población, identifica hoy al terrorismo como el problema nacional más importante, frente a apenas un 3% del mes anterior. Se trata del porcentaje más alto de mención en cerca de una década, aunque sigue siendo muy inferior al 46% que se midiera tras los ataques del 11 de septiembre de 2011.

El efecto de este cambio en la opinión pública ha sido especialmente fuerte en las primerias presidenciales republicanas. No hay duda de que reforzó la candidatura de Donald Trump, cuya retórica antimusulmana ha sido particularmente dura (aunque no incendiaria). Algunos políticos están comenzando a referirse a la lucha contra el terrorismo como la “Tercera Guerra Mundial”.

Como demostrara el ataque de diciembre en San Bernardino, California, el terrorismo es un problema para Estados Unidos, pero tanto los candidatos como los medios que responden al viejo adagio de “si sangra, manda” lo han llevado a niveles desproporcionados. Para ponerlo en su verdadera perspectiva, los estadounidenses (y otros) deberían tener en cuenta las siguientes consideraciones.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/0bTtrmK/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.