12

Diez razones para creer en Europa

PARÍS – Muchos creen en la actualidad que el euro no va a sobrevivir frente al impacto que le causa una clase política que ha fracasado en Grecia o frente a los crecientes niveles de desempleo en España: sólo se tiene que esperar unos meses más, dicen, el colapso inexorable de la Unión Europea ha comenzado.

A menudo, se comprueba que las profecías sombrías son incorrectas, pero también pueden convertirse en profecías que se autocumplen. Seamos sinceros: hoy en día, en un mundo donde en los medios de comunicación “una noticia que es buena, no es noticia”, jugar a ser la profetisa griega Cassandra no sólo es tentador, sino que en realidad parece estar más justificado que nunca. Para la UE, nunca antes la situación se mostró más grave.

Es precisamente en este momento crítico que es esencial volver a inyectar esperanza y, sobre todo, sentido común en la ecuación. Por estas razones, aquí presento diez buenas razones para creer en Europa. Esto son diez argumentos racionales para convencer, tanto a los analistas más pesimistas y a los inversores más preocupados, de que es muy prematuro enterrar, sin más ni más, el euro y a la UE.

La primera razón para tener esperanza es que el arte de gobernar de los estadistas está regresando a Europa, aunque sea en dosis homeopáticas. Es demasiado pronto para predecir el impacto que tendrá la elección de François Hollande como presidente de Francia. Pero, en Italia, un hombre, Mario Monti, ya está marcando la diferencia.