Beer bottles on grassy lawn

Grandes contaminadores: a pagar

YAKARTA – Hace unos meses, lluvias torrenciales en Myanmar causaron corrimientos de tierra que arrasaron con cientos de casas y provocaron destrucción de cultivos a gran escala. Más de 1,3 millones de personas fueron afectadas, y más de 100 murieron. En Vietnam, los mismos diluvios causaron desbordes de depósitos de lodo tóxico en minas de carbón, cuyo contenido se volcó a través de aldeas y hasta la bahía de Ha Long (Patrimonio de la Humanidad); hubo 17 muertos. La creciente frecuencia e intensidad de estos fenómenos climáticos extrema la necesidad de implementar medidas de mitigación y adaptación al cambio climático.

Y que quede claro: estos fenómenos son, al menos en parte, resultado del cambio climático. Como señala el climatólogo Kevin Trenberth, del Centro Nacional de Investigación Atmosférica de Estados Unidos, hoy en día “todos los fenómenos meteorológicos se ven afectados por el cambio climático, porque se producen en un entorno más cálido y húmedo que antes”.

Los encargados de las negociaciones internacionales sobre el clima lo reconocen, hasta cierto punto. Los efectos sufridos por la gente de Myanmar y Vietnam se consideran costos inevitables de la falta de adaptación al cambio climático, lo que los funcionarios clasifican como “pérdidas y daños”. Pero estos términos no expresan la real magnitud de las consecuencias, especialmente el impacto en vidas humanas. Los muertos de Myanmar y Vietnam no son solo “costos inevitables”, y sus seres queridos no pueden simplemente “adaptarse” a su pérdida.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/luSzc1U/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.