0

Una discusión sensata sobre el euro

ROMA: Esta semana, el euro atraviesa por una nueva crisis. Ahora es el presidente del Banco Central Europeo quien recibe los ataques. Sin importar las causas de cualquier crisis en particular, es necesario discutir el futuro del euro con un tono menos ominoso. Se debe hacer énfasis en cinco puntos:

 La Europa de los Once es un sistema económico mucho más cerrado que el de cualquiera de sus países miembros. La mayoría de las actividades comerciales y financieras de los once se llevan a cabo al interior de la zona del euro. Así, los movimientos en el tipo de cambio del euro son mucho menos importantes para cualquier miembro individual de la Euro-11, desde el punto de vista tanto de los beneficios como de las desventajas, que los movimientos de las divisas fuera de la zona del euro.

De hecho, la zona del euro está apenas un poco más abierta a las fuerzas externas que los Estados Unidos. La relación entre exportaciones y PNB en la zona del euro, por ejemplo, es de aproximadamente 17%, en comparación con el 12% en Estados Unidos. Al norteamericano promedio no le importa gran cosa el valor externo del dólar, pero el valor del euro parece ser cuestión de vida o muerte para los europeos.

 Los estatutos del Banco Central Europeo declaran que su objetivo es mantener una inflación baja y estable a mediano plazo. La estabilización del tipo de cambio del euro no es la misión del BCE. Quienes critican al BCE por no intervenir con mayor vigor en los mercados de capital para defender al euro, o no han leído el Tratado de Maastricht, o han olvidado lo que dice.