0

Ciencia climatológica sensacionalista

NUEVA DELHI – Los científicos cuyas investigaciones han revelado la magnitud del cambio climático mundial están recibiendo ahora un trato sensacionalista en los periódicos de esa tendencia. Primero fue el escándalo de los mensajes electrónicos filtrados (en realidad, obtenidos ilegalmente) en el centro de investigaciones climatológicas de la Universidad de East Anglia de Gran Bretaña. Ahora llega la supuesta noticia de que los glaciares del Himalaya no están retrocediendo, en realidad, y, por tanto, no desaparecerán en 2035.

La primera historia estaba programada para aparecer justo antes de la cumbre sobre el cambio climático de la COP15 celebrada en Copenhague. La segunda va encaminada a enterrar cualesquiera esperanzas aún existentes de que se firme un tratado que suceda al Protocolo de Kyoto. Al llegar uno tras otro, esos hinchados escándalos han asestado, al menos de momento, un golpe contundente al crédito que merecen las pruebas en las que se basa la lucha contra el cambio climático.

Pero, ¿hasta qué punto están justificados esos ataques, en particular los lanzados contra el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, el órgano de las Naciones Unidas que ha establecido el criterio de referencia para analizar el cambio climático planetario? Una señal reveladora es el desprecio de los escépticos a los datos reales que figuran en el estudio del Gobierno de la India utilizado para socavar el informe del IPCC y las impecables credenciales del científico Syed Iqbal Hasnain, a quien se deben los alarmantes datos sobre el Himalaya. Además, hay que citar la indigna alegría con la que se han lanzado a destruir un icono del movimiento contra el calentamiento planetario, el premio Nobel R.K. Pachauri, al atribuir motivos financieros a sus investigaciones.

Hasnain, que está actualmente haciendo un estudio de la acumulación de carbono negro en la nieve de las altitudes altas del Himalaya, no es un científico ególatra que busque publicidad. Fue profesor de Glaciología en la Escuela de Ciencias Medioambientales de la Universidad Jawaharlal Nehru y miembro del Instituto Indio de Tecnología y de la Universidad Técnica de Delft (Países Bajos). Entre 1995 y 1999, presidió un grupo de trabajo sobre Glaciología del Himalaya en la Comisión Internacional de la Nieve y del Hielo. También es autor de Himalayan Glaciers: Hydrology and Hydrochemistry (“Glaciares del Himalaya. Hidrología e hidroquímica”) y multitud de artículos científicos.