Illustration artwork found on the Internet showing Fancy Bear Sean Gallup/Getty Images

El problema ruso de Suecia

ESTOCOLMO – Con la elección general en el horizonte en septiembre, los votantes suecos están siendo advertidos de que les ha llegado el turno a ellos de ser el blanco de una interferencia rusa en el proceso democrático. Según la Agencia de Contingencias Civiles de Suecia (MSB por su sigla en inglés), que lidera los esfuerzos del país para contrarrestar las operaciones de influencia extranjera, esa interferencia es muy probable, y los ciudadanos deberían estar alertas a la desinformación y las noticias falsas.

Hay un solo problema: separar las “mentiras” rusas de la realidad política desordenada de Suecia no será tarea fácil.

En los últimos meses, los troles rusos pusieron a los suecos en la mira, distribuyendo historias creíbles y rumores con mucha carga política sobre un malestar social y una decadencia moral. En un caso, agentes rusos supuestamente inundaron las redes sociales con noticias destinadas a influir en el debate sueco sobre la inmigración. La MSB dijo que el objetivo de Rusia era alimentar las disputas internas suecas y desviar la atención de las actividades rusas en otras partes de Europa.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/BnpsVmL/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.