6

La futura economía global

WASHINGTON, D.C. – Cuando el mundo va a entrar en otro año con la sombra de una continua crisis económica y financiera, es necesario un panorama mas amplio de la futura economía mundial.

Las tendencias a largo plazo están claras. Unos dinámicos mercados en ascenso desde Asia hasta  Latinoamérica están adquiriendo prominencia. Los Estados Unidos y el Japón siguen siendo importantes impulsores de la economía mundial, pero afrontan importantes amenazas en materia de deuda y de déficit. Europa está pasando por un proceso difícil, pero transcendental, de reorganización e integración. Oriente Medio está transformándose ante nuestros ojos. El África subsahariana está avanzando hacia el desarrollo sostenido y creando una nueva frontera de crecimiento después de decenios de estancamiento.

Esos cambios están dando forma a nuestro futuro de forma positiva. Sin embargo, siguen existiendo considerables barreras que superar. La recuperación económica mundial sigue estando demasiado débil. En vista de que hay 200 millones de desempleados en todo el mundo, las perspectivas de creación de empleo siguen siendo demasiado sombrías y el desfase entre ricos y pobres, exacerbado por la crisis, sigue siendo demasiado amplio.

Si queremos hacer realidad el optimismo, tenemos un camino difícil por delante. Yo veo tres hitos fundamentales.