Child malnourished Kenya Ritesh Shukla/ZumaPress

Desarrollo para las nuevas generaciones

PRAGA – Durante los próximos 15 años nacerán unos dos mil millones de niños, el 90 % en las partes más pobres del mundo. Brindar un mejor comienzo a estos pequeños sería uno de los mayores logros que puede emprender la humanidad. Sería, también, uno de los usos más eficientes de los recursos que el mundo dedica al desarrollo.

El mes que viene, los líderes del mundo se reunirán en la Organización de las Naciones Unidas, en Nueva York, para acordar las Metas de Desarrollo Sostenible, sucesoras de los 18 Objetivos de Desarrollo del Milenio fijados en el año 2000. La lista de metas posibles es increíblemente larga: 169 en total, en las que se gastarán billones de dólares. La manera en que se prioricen será tremendamente importante para las vidas de miles de millones de personas.

El Copenhagen Consensus, una organización de investigación que dirijo, solicitó a 82 eminentes economistas de todo el mundo que llevaran a cabo un análisis de costo-beneficio de las metas propuestas, para establecer cuáles probablemente serán más beneficiosas para más personas, el planeta y la prosperidad mundial durante los próximos 15 años. Resulta que una de las mejores maneras de ayudar es centrarnos en mejorar las vidas de los niños.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/haLSyvu/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.