Miami hospital disinfectant wipe Joe Raedle/Getty Images

A la caza de un hongo asesino

SINGAPUR – Estos últimos años se han multiplicado informes alarmantes del surgimiento de microorganismos patógenos resistentes a muchos de los antibióticos (o a todos). Mucha gente todavía no se da cuenta de que ya llegaron y están matando a personas. Un ejemplo elocuente es la aparición de una amenaza sanitaria mundial grave derivada del hongo infeccioso multirresistente Candida auris.

El primer espécimen conocido de C.auris fue hallado en Japón en 2009, en el oído de una paciente aquejada de una infección (auris quiere decir “del oído” en latín). Desde entonces, se documentaron muchos casos de infecciones por C. auris en heridas, torrente sanguíneo, oído y vías respiratorias, en personas de cuatro continentes, incluidos países como Corea del Sur, la India, Kuwait, Pakistán, Sudáfrica y otros en Sudamérica.

En Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informaron trece casos de personas infectadas con este hongo entre mayo de 2013 y agosto de 2016, cuatro de las cuales murieron. Pese a que no está claro si las muertes se debieron a la infección por C. auris o a otras afecciones subyacentes, es indiscutible la necesidad de hacer frente a este flagelo (cuya mortandad alcanzó el 70% de las personas infectadas).

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/XwseNF6/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.