0

Sudán, entre el peligro y la esperanza

ARGEL – El futuro de Sudán pende de un hilo. Las elecciones nacionales están programadas para abril. Un referéndum sobre el régimen del sur del país está previsto para 2011. Ambos fueron componentes esenciales del Acuerdo General de Paz de 2005, que puso fin a veinte años de guerra civil entre el norte y el sur.

Las dos votaciones ofrecen verdaderas promesas. No obstante, también generan incertidumbre. Los líderes políticos de Sudán están dando marcha atrás en los compromisos adoptados en el acuerdo de paz. La cooperación y el consenso son difíciles de alcanzar. La terrible tragedia de la región de Darfur al oeste del país no cesa.

Fue el apoyo de la comunidad internacional el que ayudó a los partidos sudaneses a reunirse en 2005. Muchos países clave de África y Occidente fueron garantes del acuerdo. Sudán necesita ahora urgentemente los mismos esfuerzos.

Con el apoyo internacional adecuado, Sudán podría avanzar decididamente hacia la paz y la democracia en los próximos meses. Si la comunidad internacional no puede encarar el desafío, los conflictos y las tensiones que ya han cobrado cientos de miles de vidas continuarán y empeorarán. No nos atreveremos a dejar que esto suceda.