Mining machines operate in Germany Maja Hitij/Getty Images

Los límites del precio del carbono

LONDRES – En 2004, los hogares alemanes que instalaron energía solar en sus techos recibieron un precio garantizado de 0,57 euros (0,68 dólares) por kilovatio hora (kWh) generado. En México la semana pasada, una subasta de energía de gran escala se ganó con un precio de oferta de 0,0177 dólares por kWh. Inclusive si se comparan proyectos de tamaño similar, los costos solares han caído 90% en diez años. Las mejoras en la tecnología fotovoltaica hacen inevitable que siga habiendo más reducciones: en el lapso de cinco años, veremos un precio de 0,01 dólares por kWh en lugares favorables.

El motor de este logro asombroso ha sido una enorme inversión del sector privado y una innovación de avanzada. Pero nunca habría ocurrido sin un fuerte respaldo de las políticas públicas.

La investigación financiada con fondos públicos garantizó avances científicos básicos y los grandes subsidios iniciales, en Alemania y luego en otros países, permitieron que la industria alcanzara una escala crítica. Hoy la energía solar cuesta menos que el carbón en muchos países, porque el subsidio público inicial dio lugar a un ciclo que se auto-reafirma de una escala creciente, un aprendizaje continuo y una caída del costo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/Bt0gEJb/es;

Handpicked to read next