Congolese woman cleans an area of land to start to cultivate crops JOHN WESSELS/AFP/Getty Images

Igualdad financiera para las agricultoras africanas

NAIROBI – Movimientos sociales como #MeToo y #TimesUp han comenzado a inspirar en todo el mundo importantes diálogos sobre viejas prácticas inequitativas que enfrentan las mujeres en cada aspecto de la vida. Discusiones que, en algunos casos, llevaron a cambios medibles en el trato que reciben las mujeres en el trabajo, el hogar y otros ámbitos de la sociedad.

Por desgracia, hasta ahora la atención se concentró sobre todo en las mujeres de Occidente o residentes de áreas urbanas. Las mujeres rurales, y en particular las agricultoras pobres de África subsahariana, todavía no han visto los beneficios del reciente interés en la igualdad de género. Pero para poder cerrar alguna vez la brecha de género en África, hay que incluir en el diálogo mundial los obstáculos particulares que enfrentan las mujeres africanas.

África subsahariana es una de las regiones del mundo con más desigualdad de género. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), “percepciones, actitudes y roles de género históricos” limitan el acceso de las mujeres a atención médica y educación, y llevan a una responsabilidad familiar desproporcionada, segregación en el trabajo y violencia sexual.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

Help make our reporting on global health and development issues stronger by answering a short survey.

Take Survey

http://prosyn.org/0JcOlRf/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.