1

El fin de la planificación central china

BEIJING – “¿No es ya hora de que China abandone el concepto de meta de crecimiento?”

Ésa ha sido la pregunta que he hecho al ministro de Hacienda de China, Lou Jiwei, esta semana en el 15º Foro anual sobre el desarrollo de China, que reúne a altos funcionarios chinos y una delegación internacional de miembros del mundo académico, dirigentes de organizaciones multilaterales y ejecutivos empresariales. Como he asistido a dicho Foro desde que el ex Primer Ministro Zhu Rongji lo creó en 2000, puedo atestiguar su papel como una de las más importantes plataformas de China para el debate. Zhu acogió con beneplácito el intercambio de opiniones en el Foro como auténtica prueba intelectual para los reformadores de China.

Con esa idea hice mi pregunta a Lou, a quien conozco desde finales del decenio de 1990. En ese período ha sido Viceministro de Hacienda, Presidente fundador de la Compañía de Inversiones de China, el fondo soberano de China, y ahora ministro de Hacienda. Siempre me ha parecido una persona franca y dotada de curiosidad intelectual, un pensador analítico de primera y, con miras al futuro, partidario de reformas basadas en el mercado. Está cortado por el mismo patrón que su mentor, Zhou.

Hice mi pregunta en el marco del nuevo plan de reformas chinas anunciado en el Tercer Pleno del 18º Comité Central del Partido Comunista de China, celebrado el pasado mes de noviembre, en el que se subrayó el “decisivo papel” de las fuerzas del mercado para orientar la nueva fase del desarrollo económico de China.