Vuelven las quejas sobre el renminbi

NEW HAVEN – La divisa de China, el renminbi, ha estado debilitándose en los últimos meses, con lo que han vuelto a oírse las acusaciones de manipulación, devaluación competitiva y mercantilismo encaminado a empobrecer al vecino. A mediados de abril, el Tesoro de los Estados Unidos expresó una “preocupación particularmente grave” al respecto, lo que subraya una de las cuestiones de política económica más polémicas entre los Estados Unidos y China.

Se trata de un debate ya vetusto, de inspiración política y basado en una concepción económica deficiente, que perjudica gravemente a las dos partes al distraer la atención de cuestiones mucho más importantes para la relación económica entre los EE.UU. y China. Llevadas hasta el extremo, las acusaciones de los Estados Unidos podrían empujar a las dos mayores economías del mundo cuesta abajo por una pronunciada pendiente de fricciones comerciales y proteccionismo o algo aún peor.

En primer lugar, los datos: desde que alcanzó su nivel más alto el 14 de enero de 2014, el renminbi se ha depreciado en un 3,4 por ciento frente al dólar de los EE.UU. hasta el 25 de abril, después de una apreciación acumulativa del 37 por ciento desde el 21 de julio de 2005, cuando China abandonó su vinculación con el dólar y cambió su régimen cambiario por una denominada “flotación regulada.” Respecto del nivel con el que comenzó hace casi nueve años, la apreciación del renminbi sigue siendo del 32,5 por ciento.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/aNuGXCG/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.