0

El espacio, la nueva frontera de Sudáfrica

JOHANNESBURGO – Este mes, al ser anfitrión de la Copa del Mundo, Sudáfrica está dispuesta a desafiar la imagen que tiene el continente africano de ser muy pobre y estar abrumado por problemas como para ser la sede de uno de los espectáculos más grandes del mundo. Al embarcar en la investigación de los confines más lejanos del universo –el espacio profundo- Sudáfrica espera ofrecer una prueba más de que los africanos pueden competir en todos los niveles.

Sudáfrica está realizando fuertes inversiones para unirse a los líderes mundiales en la investigación espacial. El gobierno está invirtiendo en satélites “micro”, a partir de su actual plataforma SumbandilaSat.

También está dirigiendo los esfuerzos africanos de ser sede de lo que es ampliamente descrito como el instrumento científico potencialmente más grande del mundo, el radiotelescopio, Square Kilometer Array (SKA por sus siglas en inglés). El SKA, cuya colección masiva de antenas se extenderán a través de nueve países africanos, es la siguiente generación de telescopios que analizará las nebulosas en el universo temprano a cien veces la potencia del radiotelescopio más poderoso que existe, el Very Large Array, ubicado en Nuevo México.

Un comité internacional de selección ya ha eliminado a China y América del Sur, dejando solamente Australia y África –dos opciones claras por razones geográficas- en la carrera. Para darle credibilidad a su intento de ser sede del SKA, en 2006 el gobierno de Sudáfrica comprometió 250 millones de dólares para construir un grupo de antenas de radio dentro de sus propias fronteras que funcionará como precursor del SKA. Se han construido siete de las ochenta antenas previstas en la red.