buiter20_Manuel Augusto Moreno_Getty Images_argentina currency Manuel Augusto Moreno/Getty Images

Reestructurar el proceso de reestructuración de deuda

LONDRES – El default soberano es algo común. Ecuador y Venezuela declararon default diez veces entre 1800 y 2010, y Grecia entró en default cinco veces entre su guerra de independencia (1821 -1830) y 1932. Rusia, Ucrania, Ecuador, Uruguay y Argentina decretaron defaults desde 1998.

Había una vez en la que se usaban cañoneras para resolver estas cuestiones. Después de que Venezuela entrara en default en 1902, por ejemplo, las potencias europeas bloquearon y bombardearon sus puertos. Pero esos métodos han sido reemplazados por reestructuraciones de deuda soberana desprolijas y muchas veces dilatadas que infligen un pesar económico tanto a los deudores como a los acreedores. Son pocos los observadores que dudan de que el método actual se pueda mejorar marcadamente. 

En el pasado más reciente, los contratos mal diseñados daban lugar a que las llamadas empresas buitre se aprovecharan de los deudores a través del proceso de reestructuración. Estas firmas se hacían de la deuda impaga de un país a un precio de baratija, la conservaban durante un proceso de reestructuración e iban a la corte para exigir el pago total, cobrando retornos fantásticos si ganaban.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/WeFEDCxes