0

La primavera política de Corea del Sur

SEÚL - El ascenso al poder en Corea del Norte del regordete Kim Jong-un, de 29 años de edad,  ha acaparado titulares en todo el mundo, pero la historia coreana más importante en torno a jóvenes y política ocurre en Corea del Sur. Allí, los votantes jóvenes están más agitados, son más activos políticamente y tienen una actitud cada vez más hostil a los viejos partidos establecidos. Este desafío demográfico al status quo de Corea del Sur sugiere un despertar "liberal" que podría cambiar completamente el panorama político del país.

La elección del activista Park Won-soon como alcalde de Seúl el otoño pasado ha demostrado la creciente fuerza del voto juvenil, que tomó al gobernante Gran Partido Nacional completamente por sorpresa. Los jóvenes se movilizaron de forma espontánea, utilizando todas las herramientas de las redes sociales y las comunicaciones modernas, para hacer que acudieran a las urnas no sólo votantes de su misma edad, sino muchos otros exasperados por la rigidez y las oportunidades "aisladas" de Corea del Sur.

El repentino aumento de los votantes jóvenes ha puesto en duda la victoria -que por largo tiempo se había dado por supuesta- de la probable candidata del gobernante GPN, Park Guen Hye, en las elecciones presidenciales que se celebrarán en diciembre. De hecho, muchos analistas políticos consideran ahora al GPN como un barco que se hunde, sobre todo después de que un empleado de uno de los diputados del partido presuntamente planeara un ataque cibernético al sitio web de la Comisión Electoral Nacional para evitar que los votantes jóvenes llegaran a las urnas.

Mientras algunos expertos y políticos sugieren ahora que el GPN podría colapsar antes que la corrupta y empobrecida Corea del Norte, Park Geun-hye, una mujer emblemática de la política surcoreana, ha dejado claro que no va a abandonarlo. Para recalcar su decisión, el mes pasado se convirtió en su líder provisional.