lee46_JUNG YEON-JEAFP via Getty Images_southkoreacoronavirus Jung Yeon-Je/AFP via Getty Images

Cómo Corea del Sur construyó un sistema de salud para vencer al COVID-19

SEÚL – Durante una pandemia se pone en evidencia más que nunca la importancia de contar con un sistema de salud confiable y ampliamente accesible. Hoy en día ha quedado dolorosamente claro que los países no pueden ir tras el logro del desarrollo económico y, a su vez, asumir que el sistema de salud se desarrollará de manera paralela. En cambio, deben hacer lo que hizo Corea del Sur: concebir estrategias específicas para una prestación eficaz de servicios de salud que vayan de la mano con esfuerzos más amplios de desarrollo social y económico.

A lo largo de la última década, la moderna y robusta infraestructura sanitaria de Corea del Sur ha permitido que este país enfrente múltiples e importantes crisis sanitarias. La crisis COVID-19 no ha sido distinta. Si bien Corea del Sur enfrentó uno de los mayores brotes iniciales a nivel mundial fuera de China, este país logró contener el virus rápidamente, sin imponer un confinamiento que cubra todo el territorio nacional.

Este éxito tuvo sus inicios mucho tiempo atrás. El rápido ascenso de Corea del Sur desde ser un país de bajos ingresos a convertirse en un Estado de altos ingresos se produjo junto con una drástica mejora de los resultados en materia de salud. De 1960 a 1990, la tasa de mortalidad infantil se desplomó, de 80 muertes por cada 1.000 nacimientos a sólo 13, y la esperanza de vida promedio al nacer aumentó de 55 a 72 años.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/smNoc1Ges