A recently poached rhino carcass The Times/Getty Images

La paradoja sudafricana del rinoceronte

JOHANNESBURGO – Hace unos meses, el Tribunal Constitucional de Sudáfrica anuló una moratoria al comercio de cuernos de rinoceronte, que databa de 2009. Fue un golpe devastador para los grupos conservacionistas, que habían celebrado la moratoria porque alineaba a Sudáfrica con la prohibición global de dicho comercio, vigente desde 1977.

Mientras va haciendo efecto el fallo del tribunal, los criadores comerciales y los grupos de defensa de los derechos de los animales se enfrentan a una pregunta crucial: ¿puede la creación de un mercado legal para cuernos de criadero poner freno a la caza furtiva, una pandemia que se cobra unos 1500 rinocerontes salvajes al año?

La decisión del tribunal marcó un antes y un después para la industria sudafricana del rinoceronte. En agosto, John Hume (el criador de rinocerontes más exitoso del mundo) condujo la primera subasta electrónica de cuernos realizada en el país. En un texto publicado en el sitio web de la subasta, sostiene que “la demanda de cuernos de rinoceronte es elevada, y el comercio legal puede satisfacerla y prevenir la caza furtiva”.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/SH9EytE/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.