six day war israeli tanks Three Lions/Getty Images

A cincuenta años de la Guerra de los Seis Días

NUEVA YORK – Pronto será el 50.º aniversario de la guerra que en junio de 1967 enfrentó a Israel contra Egipto, Jordania y Siria, un conflicto que todavía se destaca en una región cuya historia moderna está signada por la violencia. La guerra duró menos de una semana, pero sus consecuencias aún se sienten medio siglo después.

La guerra en sí comenzó tras un ataque preventivo israelí contra la fuerza aérea egipcia, en respuesta a la decisión de Egipto de expulsar de Gaza y la península del Sinaí un contingente de paz de la ONU, y de impedir el paso de buques israelíes por el estrecho de Tirán. Aunque Israel atacó primero, la mayoría de los observadores lo consideró un acto legítimo de defensa propia contra una amenaza inminente.

Israel no tenía intención de combatir en más de un frente, pero pronto la guerra se extendió, cuando Jordania y Siria entraron a la lid del lado de Egipto. Fue una decisión costosa para los países árabes. Tras sólo seis días de combates, Israel controlaba la península de Sinaí y la Franja de Gaza, las Alturas del Golán, Cisjordania y la totalidad de Jerusalén. El nuevo Israel era más de tres veces más grande que el anterior. Todo esto tuvo un extraño parecido con el Génesis: seis días de esfuerzo intenso seguidos de un día de descanso (en este caso, la firma del alto el fuego).

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/7R20BRG/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.