Hundiendo la Política "Sunshine"

La batalla naval de la semana pasada entre buques de guerra de Corea del Norte y del Sur hundió más que una fragata sudcoreana. Probablemente hundió también la política "Sunshine" de reacercamiento con Corea del Norte que alguna vez pareció ser el logro mayúsculo de la presidencia de Kim Dae Jung en Corea del Sur.

Han pasado dos años desde que Kim Dae Jung y el Secretario General de Corea del Norte, Kim Jong Il, se reunieron en Pyongyang, la empobrecida capital de Corea del Norte. Desde entonces, Kim Jong Il no ha logrado realizar su prometida visita a Seúl. Esa falla sugiere que la hostilidad fundamental de Corea del Norte para con el Sur continúa sin sesgo.

¿Por qué? Podemos sólo especular que el ejército de Corea del Norte se resiste a cualquier cambio real porque la sobrevivencia del régimen depende de su política "ejército primero". En tanto que el ejército de Corea del Norte siga siendo el guardián del régimen al abogar por esa doctrina, será imposible que Kim Jong Il cambie las políticas doméstica y externa dominantes de su país.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/F94Ljd1/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.