Dean Rohrer

¿Debemos fiarnos de nuestras intuiciones morales?

Cuando condenamos la conducta de un político, un personaje de la farándula o un amigo, a menudo terminamos apelando a nuestras intuiciones morales. “¡Sencillamente, uno sabe que eso no está bien!", decimos. Pero, ¿de dónde provienen esos juicios intuitivos? ¿Son guías morales fiables?

Últimamente, algunos estudios poco comunes han generado nuevas preguntas acerca del papel de las respuestas intuitivas en el razonamiento ético. Joshua Greene, filósofo que actualmente trabaja en sicología, habiendo pasado de la Universidad de Princeton a la de Harvard, estudió cómo responden las personas a un conjunto de dilemas imaginarios. En un dilema, uno está de pie junto a una vía de ferrocarril cuando ve que una vagoneta, sin nadie a bordo, se dirige a un grupo de cinco personas. Todas morirán si la vagoneta sigue su curso.

Lo único que se puede hacer para evitar estas cinco muertes es mover una palanca que desviará la vagoneta hacia una vía lateral, donde matará a sólo una persona. Cuando se les pregunta qué harían en esas circunstancias, la mayoría de las personas dicen que habría que desviar la vagoneta hacia la vía lateral, salvando así cuatro vidas netas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/8CHOLoe/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.