¿Debe seguir África el modelo de la UE?

La Unión Africana, que substituyó a la Organización de la Unidad Africana (OUA) en 2002, está intentando reproducir las instituciones y las formas de actuación de la Unión Europea, pero copiar el proyecto de la UE significa que nada se ha aprendido del pasado y nada se está haciendo para evitar los escollos con los que ha tropezado Europa.

El fallo mayor del modelo de la UE ha sido la dependencia de una vía burocrática hacia la unidad. En África, semejante planteamiento resulta particularmente nocivo, porque no existe un compromiso real con la unidad por parte de los gobernantes africanos, lo que ofrece la perspectiva de la creación de una burocracia sin otra misión que la de derrochar los escasos recursos de África. Servirá invariablemente para reciclar a políticos fracasados y retirados y de apeadero para un inmenso clientelismo.

Naturalmente, África necesita la unidad. La estrategia de mantenerse en soledad practicada por la mayoría de los países africanos los ha vuelto vulnerables a los antojos de las antiguas potencias coloniales, decididas a perpetuar una división internacional del trabajo que asigna a África el papel de proveedora de productos básicos y materias primas, en lugar de mano de obra apta y bien pagada.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/kYy6yVA/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.