14

Se avecina la «sorpresa salarial» japonesa

TOKIO – En 2013 la economía japonesa abandonó dos décadas de estancamiento; el futuro será incluso mejor, gracias a la aparición de lo que llamamos la «sorpresa salarial»

Desde septiembre, intensos debates entre el gobierno, las empresas y los líderes sindicales japoneses han buscado poner en movimiento un círculo virtuoso ascendente, mediante el cual los aumentos salariales conducirán a un crecimiento más sólido. Participé en dos de las cuatro reuniones hasta ahora, junto con nuestros ministros de Finanzas, Economía y Trabajo, y líderes industriales y sindicales como Akio Toyoda, presidente de Toyota Motors, y Nobuaki Koga, líder de la Confederación Japonesa de Sindicatos. Salí de cada una de las reuniones confiado y lleno de energía.

Enfrentémoslo. La presión deflacionaria en Japón –y solo en Japón– ha continuado durante más de una década. Al principio de mi mandato, inicié lo que los observadores han llamado «abenomía», porque únicamente en mi país el nivel nominal de los salarios se había mantenido en territorio negativo durante un tiempo tan asombrosamente largo.

La primera vez que vi las estadísticas, me sentí consternado: Desde 2000, los niveles salariales japoneses cayeron a una tasa anual promedio del 0,8 %, respecto de un crecimiento promedio de los salarios nominales del 3,3 % en Estados Unidos y el Reino Unido, y del 2,8 % en Francia. En 1997, el ingreso bruto de los asalariados en Japón fue de ¥279 billones; para 2012, ese valor había caído hasta ¥244,7 billones.