Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

hclark6_Neil ThomasCorbis via Getty Images_girlsreadpregnancybook Neil Thomas/Corbis via Getty Images

Despejar los mitos sobre educación sexual

NUEVA YORK – La educación en sexualidad empodera a la gente para tomar decisiones informadas sobre sus propios cuerpos y su sexualidad, y mantenerse segura en el proceso. Por tanto, es un elemento esencial para una educación de calidad. Sin embargo, lejos de promover una educación sexual integral, muchos luchan por limitarla. Las consecuencias -especialmente para los jóvenes- son serias, duraderas y algunas veces mortales.

Como nos recuerda el nuevo informe sobre políticas del Informe de Monitoreo de Educación Global de la UNESCO, denominado “Facing the Facts” (Enfrentando los hechos), cada año cerca de 16 millones de jóvenes de entre 15 y 19 años (y dos millones de menos de 15 años) dan nacimiento a un bebé, suceso que a menudo marca el fin de su educación formal. Otros tres millones de chicas de entre 15 y 19 años se someten a abortos no seguros cada año.

Estas cifras están relacionadas con carencias educativas sobre sexo, sexualidad y el cuerpo humano. Por ejemplo, en la República Islámica de Irán, según datos de WaterAid, cerca de la mitad de las chicas piensa que la menstruación es una enfermedad. En Afganistán, un 51% de las chicas no saben nada de la menstruación antes de que esta llegue. En Malawi, esa cifra asciende al 82%. Si las chicas, por no hablar de los chicos, no saben nada de la menstruación, ¿cómo se puede esperar que se protejan contra embarazos no deseados?

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/bro7rKyes;