adasgupta1_Patrick Pleulpicture alliance via Getty Images_carbonemissions Patrick Pleul/picture alliance via Getty Images

Obligar a revelar los impactos del cambio climático no es más que sentido común

Washington DC – La mayoría de los días me dedico a promover acciones que pueden ser consideradas radicales, pero hoy quiero promover el simple sentido común. En marzo, la Comisión de Valores y Bolsa de EE. UU. propuso una nueva norma que exigiría a las empresas que cotizan en bolsa que divulguen los riesgos relacionados con el clima que enfrentan y sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). El período para que el público haga sus comentarios ya pasó y la SEC debiera adoptarla en su totalidad.

Según su redacción actual, la norma propuesta exigiría a las empresas que publiquen los datos sobre las emisiones de GEI propias y las de los bienes que compran y venden. Sería aplicable a todas las empresa que cotizan en bolsa en Estados Unidos y, por lo tanto, a los USD 82 billones en operaciones que la SEC supervisa al año.

Tal vez suene como una norma de gran alcance, pero en realidad solo se trata de información. Las empresas debieran estar obligados a compartir con sus inversores el impacto que podría tener el cambio climático en su rentabilidad. La información es el pan de cada día de los reguladores financieros, los directores ejecutivos de las empresas, inversores y de los mercados en general. Cada operación se vincula con un inversor que toma decisiones según la mejor información disponible. Querer ampliarla no tiene nada de radical.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/PsfiYJ9es