¿Una generación secuestrada?

LONDRES – El 14 de abril de 2014, el grupo terrorista islámico Boko Haram secuestró a 276 alumnas de la escuela secundaria pública de Chibok, ciudad al norte de Nigeria. Muchas pudieron escapar, pero 219 siguen cautivas y no se conoce su paradero.

Tan profundas son la desesperación y la desolación que sienten sus padres, que están considerando la posibilidad de declarar a sus hijas “presuntamente muertas”. La tradición local manda que los funerales se celebren cuatro meses después de la pérdida de los seres queridos, para dar a las familias tiempo para elaborar el duelo. Las muchachas llevan más de cinco meses cautivas.

Nadie puede negar la angustia indescriptible de las familias al no saber si sus hijas han sido violadas, torturadas, traficadas fuera de Nigeria o tan siquiera si están vivas. El resto del mundo siguió andando, pero para estos padres cada mañana es el inicio de un día más de zozobra y resignación. Las esperanzas son cada vez menos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/6XsHLIG/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.