0

Salvar al Sarkozy público

Desde que importantes figuras públicas firmaron un manifiesto en una revista francesa en el que denunciaban los peligros de un extravío monárquico –sin citar ni una sola vez el nombre del Presidente–, la atmósfera política en Francia ha estado eléctrica. La rápida caída en desgracia de Nicolas Sarkozy carece de precedentes en la historia de la Quinta República. Sus índices de popularidad están cayendo por los suelos y se prevé que su partido, el conservador UMP, tendrá malos resultados en las elecciones municipales que se celebrarán a mediados de marzo.

¿A qué se debe el desplome de la popularidad de Sarkozy? ¿Podrá recuperarse?

Estas preguntas son decisivas –y no sólo para Francia–, porque faltan cinco meses para una presidencia francesa de la Unión Europa que debería ser un importante paso adelante en la recuperación de Europa.

Los ataques a Sarkozy son muy personales y se centran tanto en su “esencia” como en su actuación. ¿Podrá encarnar a Francia con dignidad y legitimidad? ¿Podrá transformar intuiciones y discursos en acciones concretas? ¿Habrá perdido ya el contacto con la realidad, rodeado como está por un círculo de cortesanos de los medios de comunicación?