Salvar el orden mundial

GINEBRA – Cuando 2014 se acerca a su fin, los valores consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y la Declaración Universal de Derechos Humanos están amenazados. En todo el mundo, la libertad personal, los derechos humanos y la democracia están en peligro... incluso en países que han hecho suyos los ideales democráticos. La comunidad internacional está profundamente dividida y han quedado bloqueados los avances sobre multitud de problemas mundiales, desde las crisis en Siria, el Iraq y Ucrania hasta el cambio climático y el comercio internacional.

Tres factores –todos los cuales persistirán probablemente en 2015– están impulsando esas tendencias intranquilizadoras.

En primer lugar, la mundialización puede haber aportado muchos beneficios, pero también ha socavado la capacidad de las sociedades para determinar sus propios destinos. Muchos problemas modernos –incluidos la evasión fiscal, la delincuencia organizada, la inseguridad cibernética, el terrorismo, el cambio climático, la migración internacional y las corrientes financieras, lícitas e ilícitas– tienen una cosa en común: los instrumentos tradicionales de un Estado soberano se han vuelto insuficientes para combatirlo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/bxa7Yeu/es;