Farmland with plastic soil cover Yong Wang/ZumaPress

Salvemos nuestros suelos

BERLÍN – Las Naciones Unidas declararon al 2015 como el Año Internacional de los Suelos, y el 19-23 de abril marca la Semana Global del Suelo de este año. Estos eventos, aunque no exactamente glamorosos, no reciben ni por cerca la cantidad de atención que merecen.

Los suelos intactos son un recurso invaluable e irremplazable. Cumplen infinidad de funciones para lograr los principales objetivos ambientales y de desarrollo de la comunidad internacional, y ahora necesitan, urgentemente, protección.

Los suelos saludables son cruciales para la alimentación humana y la lucha contra el hambre. Dependemos de ellos no sólo para la producción de alimentos, sino también para crear más agua potable. Ayudan a regular el clima de la Tierra, almacenando más carbono que todos los bosques del mundo juntos (sólo los océanos son un reservorio más importante de carbono) y son esenciales para mantener la biodiversidad: un puñado de suelo fértil contiene más microorganismos que seres humanos hay en el planeta. Las dos terceras partes de las especies de la Tierra viven debajo de su superficie.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/SAzINwY/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.